viernes 4/12/20

La Marea suspende por tercer año consecutivo

ROSA Gallego, la María Pita de hierro, es rigurosa, de ahí su alcume, y suspende a la Marea, nasía pa’ganá, en el balance de sus tres años gobierno –¿no sería más acertado hablar de desgobierno?–. A José Manuel García, al que le gusta jugar a poli bueno, poli malo con la xente do común, pero interpretando él los dos papeles, le tocó desempeñar el de agente perverso y también opta por el suspenso. Avia Veira, valor emergente de la política municipal, que purga con su soledad en el salón de plenos pecados que no le corresponden, pues los cometieron los bloqueiros que la precedieron en el ayuntamiento, es más tolerante, dada su juventud, y habla de que “necesita mellorar”. O sea, que tampoco le da un aprobado. Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, lo ve todo de otro color bien diferente, pues cree que la calificación axeitada es ni más ni menos que un notable. Cómo en la universidad fuese tan indulgente, sus exámenes tenían que ser una coladera. Y lo malo es que da la impresión de que dentro de poco tendrá que pedir el reingreso en la Facultad de Derecho.

Comentarios