Domingo 19.05.2019

Los límites de un negocio

Mucho se insiste últimamente en la necesidad de echarle imaginación, olvidarse de eso de cobrar una nómina y hacerse emprendedor. Es decir, ser uno su propio jefe a cuenta de montarse su negocio. Sin embargo, es preciso establecer límites. Hace falta ser muy animal para montar el “Tour de la Manada” con el que pretender llevar a otros animales potenciales a recorrer los lugares por los que la banda de violadores llevaron a su víctima en plenos Sanfermines. Lo bueno es que su “iniciativa empresarial”, al final, le puede salir muy cara, ya que el juez ve indicios de un delito contra la integridad moral de la joven violada lo que puede hacer que el empresario acabe en prisión. Tendrá que aclarar qué va a hacer con las camisetas como las que llevaban los violadores con las que pretendía agasajar a todos aquellos que se sumaran a su peculiar y bárbaro tour que, seguro, por desgracia iba a tener clientes.

Los límites de un negocio
Comentarios