miércoles 21/10/20

La ventaja de tener pareja

COMO a cabeciña non para y la gente tiene mucho tiempo libre, anda circulando por ahí, o cibercirculando, que venche sendo o mesmo, un informe en el que se analiza uno de los lemas de la nueva izquierda: “Ponga a su pareja en el cargo”. El título ya invita a desconfiar, puesto que la nueva izquierda es casta y pura –la vieja también, por supuesto–, pero aún así se le puede echar un vistazo para conocer hasta dónde llega la maldad cavernaria. Y se descubre entonces que en el equipo de Ada Colau, el último capricho de la burguesía catalana, hay seis miembros que han colocado a dedo a su pareja, incluida ella misma, que ha nombrado a Adriá Alemany responsable de Relaciones Políticas Institucionales del Ayuntamiento de Barcelona. Otro tanto ocurre en Podemos, donde Irene Montero ha ascendido a primera dama por ser eso, la dama del jefe... A uno se le esfuman repentinamente las ganas de seguir indagando, porque se da cuenta de que todos los nombramientos han atendido exclusivamente a los méritos del-la beneficiado-a, como dirían ellos.

Comentarios