miércoles 28/10/20

Del juzgado a la academia de urbanidad


LOS comerciantes del caso histórico de Santiago están alporizados –y con toda la razón–, pues unos indigentes han convertido parte de la zona en su cuarto de baño y hacen sus necesidades donde les viene en gana sin que, por supuesto, la Marea del Sar haya dado un solo paso para reconducir la situación. El Ayuntamiento de Lugo, gobernado por la socialista Lara Méndez, ha sido, en cambio, más expeditivo y estudia llevar al juzgado a seis personas que el domingo orinaron contra la fachada de la catedral. Buena decisión; como lo sería también matricular a los seis incontinentes en una academia de urbanidad. ¡Martiñoooo!, ¿estás ahí?

Comentarios