sábado 5/12/20

Justicia divina que sabe a revancha y abre una puerta

Estaba cantado que, al final, la resolución del partido del Deportivo frente al Fuenlabrada tendría que tener algo de épico. Una remontada en el último minuto y con un penalti de esos que se pitan ahora pero que si el árbitro mira para otro lado y manda seguir, no pasa nada. Pero es que, además, el autor de los dos goles, Claudio Beauveau, había recorrido casi seis mil kilómetros, que se dicen pronto, pero son una burrada, para estar presente en este paripé que se jugó por el capricho de LaLiga de Tebas y que, al final, se convirtió en una especie de justicia divina. Eso sí, poco antes del encuentro, nos enteramos de que el juez de disciplina social de LaLiga había decidido archivar las denuncias contra el club madrileño al considerar que no había hecho nada mal. Resulta incomprensible semejante afirmación después de que en ese conjunto se hayan producido una treintena de contagios de coronavirus. un caso único, que no se dio en ningún otro equipo español. Por algo será, aunque el juez de Tebas no vea nada raro en esta circunstancia. FOTO: los jugadores del deportivo celebran uno de los goles frente al fuenlabrada | aec

Comentarios