Sábado 15.12.2018

El incierto futuro del secesionismo catalán

Andan las cosas muy revueltas entre los secesionistas. Demasiados frentes abiertos para que las cosas puedan salir bien. De un lado está la más que evidente ruptura entre Puigdemont (bueno, el partido de Puigdemont, que al final hace lo que él dice) y ERC. Es más que probable que los dirigentes republicanos se hayan cansado de estar en la cárcel mientras el expresident campa a sus anchas por media Europa. A esto hay que sumarle el cabreo con Sánchez, que parece que no quiere saber nada de referéndum y que llevará a los tribunales la reprobación del rey. Y, por último, que decenas de miles de personas se atreven a salir a la calle con banderas españolas el 12-O. Es decir, que los secesionistas no caben en sí de la desazón.

El incierto futuro del secesionismo catalán
Comentarios