viernes 23/10/20

Un impulso a los atascos en Madrid

LA abuela Carmena nunca ha tenido suerte con el transporte. Casi recién investida alcaldesa, cuando aún presumía de que iba al despacho en el metro, la cazaron montada en el vehículo oficial; meses más tarde se presentó en la celebración del Día sin Coche también a bordo del automóvil de representación. Ahora ha renunciado al protagonismo y se lo ha cedido a los conductores. Ha instalado unos semáforos en el paseo de Extremadura que ella misma ha admitido que provocarán que los atascos aumenten un 350%... Por edad ya le llega un poco tarde, pero si no aún acababa de concejala de Movilidad en A Coruña. FOTO: manuela carmena | aec

Comentarios