martes 27/10/20

Una historia para contar de vuelta a casa

Estar de erasmus en plena pandemia le resta mucha gracia a la experiencia y los muchachos tiene que apañárselas como pueden para poder volver a casa y contarle a sus amigos alguna aventura. Así que estudiantes de Colombia, Brasil, Argentina y Francia consideraron que hacer un botellón en Carnota era un planazo. Los cuarenta jóvenes, que se organizaron por redes sociales, eligieron el lugar porque “Carnota era una playa virgen y allí no había riesgo de coronavirus”. Lógica aplastante. Con lo que no contaron es con que también es una playa protegida y fiestas como la que estaban haciendo están prohibidas. Los policías que acudieron a disolverla, con gran criterio, consideraron que una multa no iba a servir de mucho, así que les obligaron a limpiar la zona. Ya tienen anécdota.

Comentarios