domingo 25/10/20

Los hackers do país no son los de Rusia

CUANDO la Unión Soviética era la Unión Soviética, el Partido Comunista de España era su criatura carpetovetónica. Moscú era para los militantes del PCE lo mismo que Eva Nasarre para el resto de los españoles de aquellos tiempos: el modelo cuyos movimientos había que imitar. Y copiaban a la perfección salvo en cuestiones de taxidermia. Los soviéticos tenían una magnífica momia de Lenin, que estaba quietecita en su mausoleo para que la contemplase todo aquel que estuviese interesado y por aquí, en cambio, las momias se movían y hasta ocupaban un escaño en el Congeso. Después, la URSS estalló y el PCE se difuminó en Izquierda Unida, Esquerda Unida en el decir de este lado de Pedrafita. Pero a los afiliados a EU les ocurre como a los históricos comunistas espanhois, tampoco son capaces de llegar a los niveles de los rusos. Los hackers bebedores de vodka hacen todo tipo de ciberfechorías y no dejan ni rastro; en cambio, a los que están más afeitos al licor café los cachan enseguida. Ellos han sido, al parecer, los que fedellaron en el censo de En Marea y provocaron el follón con las elecciones internas. Yolanda “la Yoli” Díaz y Eva Solla aún van a tener que acabar montando una academia de informática. FOTO: eva solla y yolanda díaz | aec

Comentarios