sábado 5/12/20

Grandío se prepara para disputar el Tour de Francia

EL concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Díaz Grandío, a quien sus compañeros de la Marea, nasía pa’ganá, apodan “Recordman”, pues va de hito en hito y cada asunto que cae en sus manos es un fracaso, se quedó sin dos besos. Vivir en una ciudad que casi es el paraíso de la ideología de género y en la que ya se ha eliminado el repugnante alarde del heteropatriarcado machista de premiar con los bicos de una chica de buen ver al ganador de una prueba ciclista lo dejó sin esa cariñosa recompensa. Y es que el edil se impuso en la carrera de medios de transporte organizada con motivo de la Semana de la Movilidad. Dando pedales fue más rápido que el resto de participantes –un peatón, un usuario del autobús, un motorista, un taxista y un conductor de un coche particular–. A ver si Grandío recurrió a la máquina eléctrica a la que se subió Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando– el único día de su vida que renunció a sus principios. Principios ciclistas, ¡eh!, que a los otros –los pocos que tiene– renuncia cada dos por tres. FOTO: grandío, en un dillo ti | aec 

Comentarios