domingo 25/10/20

Granados mantiene el desparpajo en el banquillo

granadoS, la prueba irrefutable, junto a Ignacio González, de que Esperanza “Metomentodo” Aguirre estaba empeñada en que el PP de Madrid trasladase su sede a Soto del Real, ciudad de vacaciones, anda estos días por los juzgados a cuenta de la Púnica. La juez no dio credibilidad al testimonio de su suegro –el de él, no el de ella–, quien afirmó rotundo que el millón de euros que había aparecido en un altillo de su casa lo había dejado un empleado de Ikea o un fontanero, y, claro, el exconsejero madrileño se ha tenido que sentar en el banquillo. Pero el tío se maneja con el mismo desparpajo que el padre de su mujer y cuando el juez le preguntó por el chivatazo de la Púnica contestó todo digno: “¿Chivatazo? Solo me dijeron que había unos policías investigando en Valdemoro”; municipio del que casualmente él había sido alcalde. A ver si eran policías de Ikea...

Comentarios