La falta de reflejos arruina el plan de Irene Montero

NADIE sabe, salvo se supone que ellos dos, si Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias e Irene Montero siguen siendo pareja. Se sabe, eso sí, que lo fueron, pero el estado actual de su relación es un misterio. Ella, sin embargo, no deja de llamar la atención de él; bueno, la de él y la de millones de personas, porque se le va la olla con demasiada frecuencia. Ahora se ha cogido una perrencha tremenda con motivo de la huelga feminista. No, no es que esté contra de la protesta, sino que está indignada porque el Congreso “contraprograma” para reventarla... Si hubiese hablado con el virrey de Ourense, Baltar II, que secundará la movilización –una huelga debería ser una desmovilización, ¿no?– igual mediaba ante su compañera de partido Ana Pastor, y se lo arreglaba, pero como no lo hizo...