sábado 24/10/20

Existe una tercera vía, aunque nadie se quiera dar cuenta

Anda Pedro Sánchez moviendo Roma con Santiago (nunca mejor dicho) para conseguir hacerse una foto con el papa. En principio se trataría de un encuentro para analizar cuestiones como el destino del Valle de los Caídos o la renegociación de los acuerdos con la Santa Sede. Sin embargo, hay muchos que consideran que lo que Sánchez buscará es una mediación de Benedicto para que logre algún milagro que le permita salir del follón de la renovación del CGPJ sin demasiados daños. A lo peor va a tener que aferrarse al órdago lanzado por Casado después de proponer que sean las Cortes las que determinen el nombre de los vocales de una lista elegida por todos los jueces en voto personal y secreto. De este modo, según el líder del PP, se conseguiría despolitizar la Justicia. En realidad, uno y otro es posible que se queden cortos, ya que no se entiende mucho el motivo por el que los magistrados no eligen directamente a sus representantes y los políticos limitan su papel en este proceso a aprobar lo que los profesionales de la Justicia han decidido. Tampoco sería tan dramático. FOTO: El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes | aec

Existe una tercera vía, aunque nadie se quiera dar cuenta
Comentarios