domingo 27/9/20

La estrategia de guardar un prudente silencio

Con un más que razonable “Somos instituciones distintas”, Pedro Sánchez zanjó el tema del paradero de Juan Carlos I por el que le preguntaron tras la reunión con el rey. “Tiene que ser la Casa Real o el propio afectado quienes comuniquen estas cuestiones”, argumentó el presidente del Gobierno para aclarar cualquier duda de su postura sobre esta cuestión. Y haciendo gala de un prudente silencio que siempre es buen consejero en asuntos espinosos, tampoco dijo demasiado sobre la imputación de Podemos por presunta malversación. Por más que le insistieron, no consiguieron sacarle una palabra más allá de la habitual declaración del máximo respeto a los jueces. Que ya se sabe que luego uno es esclavo de sus palabras. FOTO: pedro sánchez, durante su comedida comparecencia de prensa | efe

Comentarios