martes 27/10/20

Una discriminación de lo más sibilina

lo del Brexit es una especie de pesadilla inacabable que todos creímos finiquitada con la aprobación de la salida del Reino Unido de la UE pero que, como si de un remake del día de la marmota se tratara, amenaza con repetirse una y otra vez. Todavía no está clara cuál será la relación entra la UE e Inglaterra, pero hasta ahora se había acordado que no habría discriminación ni para los británicos que residan en la UE ni para los europeos que lo hagan allí. Y, ¡oh sorpresa!, la cosa no es así, ya que los ciudadanos europeos que viven en la pérfida Albión han visto como se rechazaban sus solicitudes de ayudas a cuenta del Covid-19. Está claro que Johnson ha decidido que el dinero es para los suyos y, al resto, ni agua...

Comentarios