viernes 4/12/20

Las dificultades de tener un discurso unitario

Las famosas convergencias son lo que son: una amalgama de siglas, habitualmente integradas por rebotados de otras formaciones que, en un momento dado, se juntan para lograr unos objetivos más o menos utópicos que se diluyen como un azucarillo en agua caliente tan pronto como tocan poder. Con esta premisa, no es de extrañar que además de vencer determinados hándicaps, como la falta de preparación de los gobiernos que conforman, tiene que conseguir mantener un discurso más o menos unitario y coherente. Por todo esto, no es de extrañar que con determinada frecuencia se produzcan salidas más o menos airadas y ruidosas, como la de Carlos del Río, uno de los fundadores de Ferrol en Común, que anuncia que creará otro partido y denuncia una caza de brujas. Ni más ni menos.

Comentarios