miércoles 12/8/20

Desviar la atención para no afrontar las consecuencias

A Pablo Iglesias y, por extensión, a Podemos les ha comido la lengua el gato. La formación morada no habla de la debacle electoral en los comicios autonómicos y, por supuesto, hace todo lo posible por evitar, o al menos retrasar, las explicaciones de su líder respecto al caso Dina. Pero cuando se trata del rey emérito se les desata la lengua e insisten en que se abra una comisión de investigación de los negocios de don Juan Carlos. Y resulta inevitable entender que esta nueva andanada contra la Monarquía es un intento de desviar la atención sobre sí mismos con un tema que saben que mueve a muchos ciudadanos. Nada que no hayamos visto antes. La estrategia no es nueva; eso sí, sigue siendo igual de lamentable buscar a quien linchar en lugar de afrontar las consecuencias de los propios actos. FOTO: pablo iglesias, con la boca tapada | aec

Comentarios