miércoles 20/1/21

Como el agua y el aceite

como si de agua y aceite se trataran. Nada tienen que ver las políticas del PSOE con las de Podemos, por mucho que formen un Gobierno de coalición. Hasta el momento habíamos visto encontronazos continuos por los modos, pero pocos por el fondo. Ahora, vemos que las ideas de unos y las de otros siguen veredas muy distintas. Podemos habla de nacionalizar la producción energética y a los socialistas esta posibilidad les produce urticaria. Pero el problema es que los de Iglesias siguen los principios autárquicos comunistas o de las dictaduras bolivarianas. La cuestión es que la nacionalización de la electricidad, por ejemplo, no garantiza que su distribución sea eficiente o barata. Todo es más simple, bastaría con aplicar las restricciones tarifarias que están vigentes en otros países de la UE, pero entonces, Iglesias y los suyos se quedarían sin un sector en el que mangonear y colocar amigos.

Comentarios