martes 1/12/20

El comearistócratas que fue antropófago

SINIESTRO Total, gloria de la movida viguesa, dedicó una canción a Idi Amín, un salvaje que gobernó Uganda en los setenta. En cambio, se olvidó de Bokassa, otro tipo igual de salvaje, que fue emperador de la República –me lo expliquen, por favor– Centroafricana en la misma época. Quien no se olvida de él e incluso asistió a su coronación fue Jaime Peñafiel, experto en meter el dedo en el ojo de cuanto aristócrata modélico hay. Según acaba de desvelar, en el banquete de entronización comió carne humana, de niños asesinados por Bokassa. A ver si le hizo daño y de ahí viene su proverbial mala baba, propia de un doente de úlcera de estómago. FOTO: jaime peñafiel | aec

Comentarios