viernes 15/1/21

Una ciudad sin presencia policial

los responsables de las Fuerzas de Seguridad del Estado suelen echar mano de las estadísticas para asegurar que A Coruña es una ciudad tranquila. Y seguramente tengan razón y las calles herculinas estén muy lejos de parecerse a las del Bronx. Sin embargo, cada día son más frecuentes los asaltos y los robos. Son ya cientos los bares que han visto como les reventaban cristaleras y puertas para llevarse el dinero que había en la caja o la máquina tragaperras y ni los colegios se libran de esta ola de atracos, ya que a los cacos lo mismo les da llevarse dinero en metálico que unos cuantos ordenadores. Los vecinos, cada vez que se les pregunta, reclaman más presencia policial, y algunos, los más desesperados, aseguran que sería suficiente con que, al menos de vez en cuando, pasara un agente por la calle. Y es que ver a un policía patrullando por la calle se ha convertido en una especie de imposible en A Coruña.

Comentarios