• Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Un cerdito que parece un político

EL huido Puigdemont está indignado. Ha demandando a una empresa malagueña Pig Demont, que comercializa jamones y paletillas de guarrillo negro, por utilizar su imagen y amenaza con plantarle una demanda. Está claro que él en persona no va a venir para presentarla, pero darse por aludido por un anagrama que es la cara de un cerdito con gafas y peluquín... Salvo que sea cosa de Inés Arrimadas, musa del sector pijo de Ciudadanos, es decir, de todo el partido, que nació en Jerez, o de Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, que es hijo de malagueños. ¡Ayyyy! FOTO: logotipo de la firma pig demont | pigdemont.es