sábado 26/9/20

Los celos no son buenos para un matrimonio político

A pesar de las clases aceleradas que están recibiendo, la verdad es que los responsables del Ayuntamiento coruñés todavía están un poco verdes en esto de ejercer la acción del Gobierno y, lo peor, es que se les nota. De entrada no son capaces ni de cumplir con aquello que ellos mismo anuncian. Por no hacer, ni tan siquiera se gastan el dinero que les adjudican a sus departamentos y cuando consiguen poner en marcha una obra o un proyecto, casi que salen a la calle a tirar foguetes. Ahora se han arrimado al ascua socialista, a ver si también les calienta la sardina y, con la excusa de sacar adelante las cuentas del próximo año, andan medio encarantoñados. O, en realidad, andaban, ya que una reunión de los responsables socialistas con las principales entidades deportivas de la ciudad casi da al traste con este tiempo de amor que viven ambas formaciones. Dicen que el alcalde anda con un ataque de piojos de esos que hace época y todo porque los socialistas, acostumbrados a eso de gobernar, saben aprovechar el momento para recabar apoyos. ¿Será sufiente el cabreo para que haya divorcio? FOTO: Ferreiro y García | aec

Comentarios