Un catalán con retranca enxebre

EUGENIO fue el último gran cómico catalán; desde su muerte todo parece un erial. Payasos hay, y a feixes, pero son reacios a las funciones multitudinarias, les gustan más los espectáculos íntimos, en los despachos. Afortunadamente la situación ha cambiado gracias a la petición de la Fiscalía de prisión provisional para el expresidente el Palau de la Música Félix Millet por el riesgo de fuga. Millet necesita una silla de ruedas para moverse y su abogado, Abraham Castro –con ese apellido no sería raro que tuviese raíces na terra– ha replicado con retranca: “Como no ponga un turbo en la silla de ruedas, no sé cómo huirá”. Canta razón tes, meu! FOTO: félix millet | aec