jueves 26/11/20

Cameán se siente en el paraíso al empezar a perder cuartos

la pseudopeletera Silvia Cameán, musa del sector pijo de la Marea, nasía pa’ganá, debe tener un puntito masoka. Es verdad que nunca se le ha visto en un acto público vestida de cuero de los pies a la cabeza, ni con un antifaz–a lo mejor en Carnaval sí, pero como hubiese pasado inadvertida no cuenta– y una fusta, pero está claro que el sufrimiento le pone. Año tras año le dan una porrada de dinero para la renta social y poco a poco se lo van quitando hasta dejarle cuatro duros y menos mal que Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, afirmó que tras aprobar esa ayuda municipal ya no le quedaba nada por hacer en la vida –alguien con muy mala idea añadió en bajito: “Sí, dimitir”–, que si no... El año pasado la dejaron prácticamente sin cash –aunque es verdad que para las que concedió tampoco le hacían falta millones– y este va por el mismo camino. De entrada, el acuerdo entre los mareantes y los socialistas para el séptimo modificado de crédito –vamos camino de un récord mundial– ya la deja sin casi 350.000 euros. Ella sonríe y es feliz. No cabe duda de que hará carrera en política. FOTO: silvia cameán luce sonrisa profident | aec

Comentarios