domingo 17/1/21

Un calefactor en el helador Parlamento

EL charnego Gabriel Rufián, el más español de los republicanos catalanes –en ERC llegaron a pensar que era un infiltrado del CNI– piensa que el Congreso es la pista de un circo y en cada pleno monta su numerito. Tan chistoso es que llegó a llevar una impresora para hacer la gracia. Lupe Murillo, empresaria, presidenta del Potevedra y diputada autonómica del PP es más discreta y lo que se lleva a su escaño de O Hórreo es un pequeño calefactor. Pero no lo hace para dar la brasa, sino porque se muere de frío. La pobre va a tener que agotar las existencias de Damart, porque los resultados del Pontevedra esta temporada dejan helado a cualquiera. lupe murillo | aec

Comentarios