miércoles 21/10/20

Caballero quiere evitar la segunda labazada a Galicia

JUAN Pablo II cerró hace ya más de diez años las puertas del limbo. Desde ese momento los niños sin bautizar ya fueron directamente al cielo, que antes les estaba vetado. Pero por mucha decisión vaticana, católica, apostólica, romana y hasta canónica, el libro sigue existiendo y tiene un habitante: Gonzalo “El sobrinísimo” Caballero. Él vive en su mundo, muy alejado de este, y de aní no hay quien lo apee, dígalo el papa de Roma o el dígalo quien lo diga. Ahora le ha dado por avisar a En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, de que un “no” a los Presupuestos Generales del Estado sería una bofetada a los gallegos; pues sería la segunda porque los Presupuestos en sí mismos ya son una labazada en todo o fuciño. 

Comentarios