miércoles 25/11/20

Los barrios y sus cosas


LA cuestión de los barrios ferrolanos es singular. La zona Vella se cae a trozos sin que los intentos por revitalizarla salgan adelante. La parte menos vella, A Magdalena, es un espacio singular donde la gente pasea, el comercio escasea y duermen en ella cada vez menos residentes. Canido va camino de convertirse en el distrito de referencia bohemia y contracultural, ante la poca pujanza de la ciudad vieja. El de Recimil es una caso único dentro de Galicia al que el concello quiere poner orden por enésima vez con más y más planes para que no se desmorone. Ultramar, el Inferniño y Esteiro son los únicos que sobreviven y gozan de dinamismo y sus problemas apenas se reducen a unos dueños irresponsables de perros.

Comentarios