martes 27/10/20

La autoprotección es lo único que nos puede salvar

QUe haya unos tres mil tarados, capaces de manifestarse en contra del uso de la mascarilla en Madrid, por supuesto sin llevar la protección y negando prácticamente la existencia del coronavirus entra dentro de esa estadística universal de descerebrados en la que también se puede incluir a los antivacunas o a los que insisten en que la tierra es plana. Pero que, a estas alturas de la pandemia, con lo que llevamos sufrido, que todavía tengan que ir los agentes de Policía recordándole a la gente la necesidad de la utilización de las mascarillas, que haya que controlar las terrazas de los bares o que haya que cerrar los chiringuitos por las noches cuando las fiestas ya van subidas de tono, demuestra, claramente, que somos unos insensatos. Es posible que el problema radique en que nos creímos que la nueva normalidad era volver a lo de siempre, pero lo de siempre, al menos hasta que haya una vacuna fiable y efectiva, no volverá. De nuestra capacidad de ser racionales y autoprotegernos dependerá cómo el país va a salir de esta crisis sanitaria y económica en la que estamos. FOTO: Negacionistas en plena manifestación | efe

La autoprotección es lo único que nos puede salvar
Comentarios