• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Una ausencia sin justificación

Cuando la Federación eligió a Luis Enrique para dirigir la Selección sabía muy bien lo que hacía. Rubiales, tal vez cansado de estar en el foco mediático por la más que polémica destitución de Lopetegui buscó alguien que le diera sombra y Luis Enrique no decepciona nunca, ni tan siquiera con su primera convocatoria en la que, por cierto, ha cometido una de las mayores injusticias: la de dejar fuera de la Roja a Iago Aspas. Está claro que el del Celta tenía más que merecida su presencia en el combinado español y su exclusión provocó una gran sorpresa. A ver quién mete ahora un gol en este nuevo proyecto. FOTO: Luis Enrique | aec