martes 27/10/20

Artur Mas confía en que Ada Colau aún sea su próxima casera

 

ANDA Artur Mas de inmobiliaria en inmobiliaria enterándose de las ofertas que tienen en los puentes, pues el Tribunal de Cuentas le ha embargado su casa, la que puso como fianza por el 9-N. ¡Menudas dotes proféticas tiene el prófugo Puigdemont! El lunes afirmó que se aprovechaba un golpe de Estado para expoliar a Cataluña; es verdad que con esa afirmación se refería a la restitución del tesoro de Sijena, pero se puede hacer perfectamente extensible a la situación de su predecesor al frente de la Generalitat. ¡Pobre Mas, qué penita da!; él, que se manejaba como nadie con el 3% y ahora no tiene dónde caerse muerto. Aún va a tener que recurrir a Ada Colau, el último capricho de la burguesía catalana y mecenas de okupas, que malo será que no le encuentre acomodo entre los antsistema. FOTO: artur mas y ada colau | aec

Artur Mas confía en que Ada Colau aún sea su próxima casera
Comentarios