jueves 29/10/20

El argumento más peregrino llega desde aValencia

DE Lendoiro se podrá decir lo que se quiera, pero jamás se podrá negar que fue un ejemplar padre de familia, pues consiguió el pleno empleo para su prole, por cierto bastante numerosa. Colocó a todos sus miembros en el Deportivo, del que causalmente era el presidente... Pero solo impartió lecciones laborales, porque de lo que se refiere a la gestión empresarial casi mejor no hablar. Al socialista Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, le ocurre exactamente lo mismo. Su labor al frente del Gobierno es nefasta, pero a la familia la mima como nadie. Su hermano recibió una subvención de 15.000 euros y su cuñada otra de casi 13.000. Puig siempre ha sido pródigo con el dinero público, que gasta a manos llenas –con el suyo no se sabe si es un roñica o también un manirroto–, de ahí que se haya alporizado con la propuesta de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de bajar los impuestos. El mandatario valenciano explica que Ayuso intenta promover la competencia fiscal y poner en peligro la igualdad entre los españoles. Semejante argumento merece como mínimo la Compostela, porque más peregrino no puede ser. FOTO: ximo puig se tiene por un hombre con ollo | aec

Comentarios