sábado 26/9/20

Lo que aquí nunca podría ser

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ha elegido como aspirante a la Vicepresidencia a la que hasta hace nada era su principal rival dentro del partido. Durante las primarias, tuvieron roces, se lanzaron pullas y hasta hubo un momento en el que pareció que Kamala Harris iba a poner en serios apuros al veterano político en las urnas. Pero una vez decidido quién debía medirse a Trump, el enfrentamiento se deja atrás y queda la capacidad de Harris para ser la mano derecha de Biden que él ha sabido ver y ha querido aprovechar. ¿Se imaginan eso por estas latitudes? Aquí el rencor se impone al reconocimiento y al sentido práctico. Sin que sirva de precedente, podemos aprender un poco de los americanos.

Comentarios