domingo 17/1/21

Amigos de la juerga con el horario cambiado

desde hace algunas semanas, el Ayuntamiento de A Coruña ha declarado la guerra a los After, esos locales de copas que abren de madrugada y cierran casi al mediodía y que hacen imposible la vida de los vecinos. Su estrategia es simple. Se manda a agentes de la Policía Municipal y esos hacen redadas, piden papeles y quienes acostumbran a utilizar este tipo de establecimientos, ante el acoso, optan por dejar de usarlos, así los vecinos recuperan la paz. Y fue precisamente en una de esas operaciones cuando los policías no salían de su asombro al encontrar en plena faena a un grupo de clientes esnifando cocaína como quien toma un café. Y eso que era la una de la tarde. Está claro que algunos llevan el horario un tanto cambiado.

Comentarios