miércoles 12/8/20

Alguien no quiso que los emigrantes pudieran votar

Alguien tendrá que explicar rápido y bien, el motivo por el cual no pudieron votar en las elecciones del pasado domingo más de la mitad de los residentes en el exterior que lo solicitaron. No es de recibo que las sacas con las papeletas que tenían que recibir en Venezuela los electores gallegos ni tan siquiera hayan salido de Barajas, tal y como ha reconocido ante la Junta Electoral central la dirección de Correos. El problema es que en estas elecciones, Correos se ha empeñado en mantener un papel muy determinante, llegando incluso a paralizar el reparto de las papeletas de Vox alegando que el mensaje que llevaba en el sobre era xenófobo. Por supuesto que en ese caso reculó y terminó mandándolas a los hogares de los ciudadanos. Ahora, ha llegado el momento de saber por qué desde Argentina, Brasil o México han llegado poco más de un centenar de sufragios, cuando en otros comicios eran miles. Ni uno solo desde Nueva York. Parece que alguien quiso que los emigrantes gallegos no pudieran votar. Foto: Una ciudadana vota en las pasadas elecciones autonómicas | pedro puig

Comentarios