domingo 25/10/20

El alcohol hundió al ladrón


HABIENDO tantas profesiones honradas como hay, no parece aconsejable optar por ser un delincuente. Pero si uno decide traspasar esa línea, lo menos que puede hacer es demostrar profesionalidad. Eso fue justo lo que le faltó a un ladrón que entró a robar en un restaurante de Lugo. Escogió unas cuantas botellas para llevárselas, pero antes de marcharse tomó una copa, dos, tres... y así hasta acabar peneque. El propietario del establecimiento lo sorprendió todiño borracho, avisó a la Policía y esta lo detuvo. Si bebes, no conduzcas y si robas –que ya no debes robar–, tampoco....

Comentarios