sábado 5/12/20

Una actriz se juega su futuro con buen humor

EL landismo xa morreu hai tempo. Pajares y Esteso están –suerte que aún están– de capa caída. Qué bien le vienen ambas situaciones a la actriz Ingrid García Jonsson, cruce de sevillano y sueca, pues se salva de quedar condenada a trabajar exclusivamente en películas de ese tipo. Ella misma reconoce que tiene un pasado un tanto etílico; en cambio, su presente es de una sobriedad impresionante. Tanto que ha sido capaz de lanzar los cañones contra Leticia Dolera, la encarnación del feminismo más puro. Dolera despidió hace unas semanas a una artista por quedarse embarazada y García Jonsson le pasó factura en los premios Feroz. “Cumplo el requisito más importante para que una actriz pueda trabajar: no estoy embarazada”, empezó para proseguir: “Leti, luego te enseño el predictor por si quieres hacerme un casting. Veo que ya he ofendido a alguien. Os propongo una cosa: cada vez que algo os ofenda, chupito. Leti, tú hoy, por si acaso, mejor bebe agua. No porque estés embarazada, claro”. Condenada a la serie B. FOTO: ingrid garcía jonsson | aec

Comentarios