viernes 03.07.2020

Un acto vandálico de lo más radical

Hay que ver la cantidad de desalmados que todavía quedan en este país. Que se lo digan a los responsables del Ayuntamiento de Tremp, en Lleida, que sufrieron en sus propias carnes un acto vandálico, de esos salvajes, en la casa consistorial, que al final, es la de todos los vecinos. Resulta que algún radical peligroso, de esos que están dispuestos a cualquier cosa, colocó una bandera española de papel en la puerta de entrada al concejo. Y, claro, como los responsables del mismo son más indepedentistas que el propio Quim Torra han llenado las redes sociales de quejas por la agresión que han sufrido ya que cercena las libertades y derechos de “todas”. Vamos que un ultraje que solo superarán con un montón de sesiones de psicólogo.

Comentarios