miércoles 20.11.2019

La leyenda negra que pesa sobre España en la UE

de los belgas uno se puede esperar casi cualquier cosa. No en vano, el país fue durante décadas refugio de etarras. No les gusta nada todo lo que venga de España, seguramente porque todavía tienen algún tipo de complejo por aquello de los Tercios de Flandes y el duque de Alba. Pero hasta ahora casi todos los españoles creían que el Reino Unido era un país normal. Ahora, tras la negativa inicial a la entrega de la exconsejera Clara Ponsatí, parece que también en la pérfida Albión tienen algo contra nosotros.

Bromas aparte, resulta preocupante cómo la burocracia europea puede convertir en inoperativa una herramienta tan fundamental como la euroorden. Se supone que solo con la solicitud de la Justicia de uno de los países miembros de la Unión Europea el receptor de la petición tendría que actuar para poner a la persona solicita a disposición del juez. Y, sin embargo, vemos que esto no funciona. Lejos de ello, el caso de los golpistas catalanes está demostrando que, o lo de la Euroorden es una especie de gran mentira, o que unos estados no se fían de otros y consideran que sus sistemas judiciales se aproximan más a los de una república bananera que a los de una nación seria y, por lo tanto, digna de estar en la UE.

La verdad es que sobradas como la de ayer de Pedro Sánchez, dando a entender que los fiscales están al servicio de sus decisiones, no ayudan en nada a conseguir que la leyenda negra que todavía sufre España entre gran parte de sus “socios” europeos. Por ello, en lugar de buscar un puñado de votos, lo que uno debe esperar del presidente en funciones y, si las encuestas no se equivocan, máximo candidato a volver a ocupar La Moncloa, es un poco de sensatez y capacidad para explicar en Europa el intento de golpe de Estado de los secesionistas catalanes.

La leyenda negra que pesa sobre España en la UE
Comentarios