Imprimir

Los vecinos de A Gaiteira muestran su solidaridad con un local que sufrió un robo

abel peña A coruña | 14 de febrero de 2020

Dos operarios reparan la puerta reventada por los ladrones
Dos operarios reparan la puerta reventada por los ladrones
Tras avisar a las autoridades, e increpar a los ladrones, compraron en la tienda como gesto 

“Es un barrio muy barrio”, comenta Ariana Fernández sobre cómo se volcaron los vecinos de A Gaiteira ante el robo que sufrió a las 05.23 de la mañana, en el que dos hombres reventaron una de las dos puertas con las que cuenta su local de cosmética, lp10, para luego darse a la fuga con la caja registradora, perseguidos por los insultos de la gente que se asomó a la ventana. “Les dijeron de todo”, explica Fernández. Afortunadamente, también llamaron a la Policía, así que minutos después ambos sospechosos estaban bajo custodia, y la caja registradora había sido recobrada.

“Hicieron mucho ruido, por eso se asomó la primera vecina”, explica la dueña. Se trataba de dos hombres, uno joven y otro más mayor, que superaba los 40. Ambos viejos conocidos de la Policía Nacional, como descubrirían más tarde. Mientras los testigos alertaban a las autoridades, ellos corrieron al mostrador y arrancaron la caja registradora, para darse a la fuga inmediatamente.

Pero la reacción policial fue rápida y los coches patrulla les cortaron el paso por cuatro puntos distintos, así que no tuvieron más remedio que rendirse. Aún llevaban encima la caja registradora, que se convirtió en una prueba evidente de su culpabilidad. Como habían sido seguidos en todo momento, ni siquiera pudieron alegar que la habían encontrado tirada, un recurso habitual entre delincuentes. Horas después, el único rastro que quedaba del robo era el cristal roto de la puerta, que habían reventado con un mazo, y que dos operarios examinaban, y la caja registradora, cubierta de polvo de huellas de la Policía Científica.

Durante la mañana se habían pasado ya varios vecinos por el local, que lleva abierto cerca de un año, para interesarse por cómo se encontraba su dueña y ofrecerse para comprarle algo. “Para que te recuperes más rápido”, como dijo una clienta. Su reacción contribuyó a animar a Fernández, que apenas había dormido unas horas antes de que saltase la alarma de la tienda de cosmética.

Atracos

Por otro lado, no es la primera vez que Fernández es víctima de un delito. Esta mujer, farmacéutica de profesión, sufrió nada menos que cinco asaltos, alguno de mucha tensión, como uno en que unos toxicómanos les tomaron como rehenes. Su padre se enfrentó a ellos. “Podía haber pasado cualquier cosa”, recuerda.

 Comparado con aquella experiencia, la de ayer no fue tan grave. Además, este robo le ha permitido experimentar la solidaridad de sus vecinos y se siente agradecida.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/vecinos-gaiteira-muestran-solidaridad-local-sufrio-robo/20200213215201428458.html


© 2020 El Ideal gallego