Imprimir

Las usuarias de la Escuela de Empoderamiento Feminista critican las bases de organización

d.g. a coruña | 07 de marzo de 2019

Rocío Fraga y Silvia Federici, en la inauguración de la escuela | patricia g. fraga
Rocío Fraga y Silvia Federici, en la inauguración de la escuela | patricia g. fraga

Lamentan que las personas puedan repetir en los mismos cursos y la falta de transparencia en la adjudicación.

La Escuela de Empoderamiento Feminista afrontará desde el próximo lunes su tercera edición con el objetivo de fomentar la participación activa de las mujeres en la vida política y social de la ciudad y lo hará en medio de las quejas de algunas usuarias que lamentan que algunos de los criterios incluidos en las bases carecen de transparencia.

Este es uno de los principales problemas que encuentran algunas mujeres interesadas en participar en esta iniciativa municipal o que ya lo han hecho.

Así, critican que el reparto que se hace para asignar las plazas en los cursos y otras actividades que organiza la escuela se hace basándose en un sorteo por letra, igual que para las plazas en las escuelas, pero que posteriormente solo se dan a conocer los DNI de las personas elegidas, de manera que no se puede comprobar que esas sean las que corresponden según la letra que sale en dicho sorteo. “Creemos que es una falta de transparencia total”, asegura una de las afectadas, que indica que no existe ninguna manera de “corroborar” que efectivamente los números del documento de identidad corresponden con los apellidos agraciados en el sorteo de la letra.

Este asunto relativo a la adjudicación de plazas no es el único que causa malestar entre algunas usuarias o personas que no obtuvieron plaza en alguna de las actividades.


“Son cursos que tienen un inicio y un final claro, por lo que no se entiende que haya gente que repita y que haga dos veces el mismo, no hay variación en el curso, por lo que no tiene sentido”, explican.

Disconformidad
El tercer aspecto con el que no están de acuerdo algunas usuarias es que mujeres de otros ayuntamientos puedan participar en la Escuela de Empoderamiento Feminista dejando fuera a otras de A Coruña. 

“Se hace con fondos municipales y sin embargo no hace falta estar empadronado ni hay más puntuación para los que viven en la ciudad. Hay personas que viven en A Coruña y se quedan fuera mientras que otras de Culleredo o Cambre consiguen plaza”, lamentan las críticas, que lamentan estos problemas cuando creen que la iniciativa del Ayuntamiento es acertada.


Estas quejas ya fueron trasladadas al Gobierno local por parte de las usuarias, que señalan que fuentes municipales les respondieron que una vez que se solicita la participación en la Escuela de Empoderamiento Feminista se aceptan las bases.


De cara a esta tercera edición, que empieza el próximo lunes y se desarrollará hasta junio, el Gobierno local amplió la oferta de cursos, que pasan de ocho a once, además de aumentar también el número de plazas, llegando hasta las 200.


Autodefensa feminista, Cabaré Empoderante o Empoderamiento y crecimiento Erótico son algunas de las propuestas que se desarrollaron en años ediciones y que se mantienen de cara a esta nueva edición.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/usuarias-escuela-empoderamiento-feminista-critican-bases-organizacion/20190306222152399689.html


© 2020 El Ideal gallego