Imprimir

Torra no renuncia a ninguna vía para romper con España pero acepta reunir la Comisión bilateral

otr/press madrid | 10 de julio de 2018

Pedro Sánchez recibe a Quim Torrá en la puerta del palacio de la Moncloa | ballesteros (efe)
Pedro Sánchez recibe a Quim Torrá en la puerta del palacio de la Moncloa | ballesteros (efe)

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Torra, transmitió ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no renuncia a ninguna de las fórmulas para conseguir la independencia de Cataluña,

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Torra, transmitió ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no renuncia a ninguna de las fórmulas para conseguir la independencia de Cataluña, al tiempo que ha insistido en que la única solución para resolver el problema catalán pasa por “votar” y por el “derecho de autodeterminación”.
Sin embargo, el jefe del Ejecutivo catalán acepto que las 45 demandas de Cataluña se aborden en la Comisión bilateral fijada en el Estatut entre el Estado y Cataluña, pero apuntó a un plazo de dos meses para conocer la respuesta del Gobierno para resolver el problema. De hecho, desveló que aunque Pedro Sánchez le había hablado de plurinacionalidad y de que defiende España como una nación de naciones, no le explicó cuál era la solución del PSOE para el problema catalán.
Así lo puso de manifestado Torra en la rueda de prensa posterior al encuentro de dos horas y media que mantuvo en la Moncloa con Sánchez, una reunión de “trabajo” “larga y “sincera”, dijo, en la que ambos mantuvieron un diálogo “franco” y de la que valoró el “reconocimiento mutuo
institucional” y el proyecto político de los Gobiernos de España y de Cataluña.

Una oportunidad al diálogo
“Es una oportunidad más al diálogo, que hasta ahora era imposible”, comentó y añadió que “ha habido un cambio de etapa” ya que antes “esto no pasaba”. Incluso admitió que habría sido “pretencioso” pensar que en esta reunión” iban a convercerse el uno al otro partiendo de posiciones tan distantes.
El presidente catalán subrayó que debería haber sido el expresident Carles Puigdemont quien debería haber acudido a la cita por haber ganado las elecciones y lamentando las “incomprensibles” trabas judiciales que llevaron a la actual situación.
Torra celebró que Sánchez y él coincidan en que la cuestión catalana es un problema “político” que debe resolverse “políticamente” pero también que en su encuentro ambos dirigentes hayan podido hablar de “todo”, como vienen semanas reclamando, algo que no ocurría, comentó, desde hace meses. Aplaudió que el presidente le haya “escuchado” y que, además, haya “tomado notas”.
No obstante, Torra constató que en los dos asuntos “centrales” de la reunión, esto es, el referéndum de autodeterminación y los políticos independentistas catalanes presos, las posiciones son “divergentes” y admitió que le resulta “un poco triste” que se reconozca como un “avance” que ambos ejecutivos al menos hayan hablado de estos temas.
Torra quiso dejar claro que la solución “pasa siempre” porque los catalanes puedan decidir su futuro votando y “sin que les peguen por ello”. “Si alguien que entiende que hay otra solución política que no sea votar, pues que me lo explique”, remachó. Y para lograrlo, quiere que se aplique “inteligencia” y “capacidad de negociación”. “Me niego a pensar que no encontraremos una solución política a la exigencia de más de dos millones de catalanes para resolver pacíficamente su derecho de autodeterminación”, volvió a recalcar.

Autodeterminación
Explicó que Sánchez le habló de su idea de España como “plurinacional” y de su defensa de la “nación de naciones”. Al hilo de esta afirmación, dedujo que “si se acepta la plurinacionalidad en España se acepta que hay varias naciones y que éstas tienen derecho de autodeterminación”.
Torra desveló también que pidió explicaciones a Sánchez sobre su apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y que también le dijo que no le parecía bien la imposición de un recurso contra la resolución del Parlamento catalán reafirmándose en la declaración del 9-N. Pero remarcó, a continuación, que acudía a la reunión con el presidente del Gobierno con voluntad de “mirar adelante”.
Otro de los puntos de “desacuerdo” fue la situación en la que se encuentran los políticos independentistas presos, a los que llamó “presos políticos” y los huidos que hay en Europa, a los se refirió como “exiliados”.
Durante su comparecencia, Torra celebró el acuerdo para activar las comisiones bilaterales Estado-Generalitat, que no se reúnen desde 2011, que espera que comiencen a trabajar “cuanto antes” porque hay “muchos temas que tratar”.
También se refirió a las delegaciones en el exterior que pueda abrir la Generalitat para las que afirmó que Pedro Sánchez “no pone ninguna objeción”. Y apuntó que ambos habían
hablado sobre la Ley de Memoria histórica, los privilegios de los herederos de Franco, la Fundación Franco y el Valle de los Caídos. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/torra-renuncia-ninguna-via-romper-espana-acepta-reunir-comision-bilateral/20180710005228378176.html


© 2020 El Ideal gallego