Imprimir

La Tercera Ronda, el desahogo de Pocomaco

reportaje nagore menayo | 21 de marzo de 2015

Imágenes de las  dos rotondas de acceso al polígono, fotografiadas esta semana entre las 13.30 y las 14.00 horas de un día laborable	susy suárez
Imágenes de las dos rotondas de acceso al polígono, fotografiadas esta semana entre las 13.30 y las 14.00 horas de un día laborable susy suárez

Aunque el eslogan que acompaña a la Tercera Ronda desde los inicios de la construcción es que será la salvadora de Alfonso Molina en la erradicación de gran parte del tráfico que soporta.

Aunque el eslogan que acompaña a la Tercera Ronda desde los inicios de la construcción es que será la salvadora de Alfonso Molina en la erradicación de gran parte del tráfico que soporta esta vía, lo cierto es que hay otras zonas que están agradeciendo considerablemente la puesta en servicio de esta nueva autovía.
Uno de ellos es el polígono industrial de Pocomaco. Como cualquiera de los otros de la ciudad, este tampoco se libra de la gran cantidad de vehículos que acuden a él a diario. Sin embargo, a él se unen los vecinos de Novo Mesoiro y Feáns, que utilizan también las avenidas del polígono para entrar o salir de sus barrios.
La apertura de este ramal periférico ha supuesto un gran balón de oxígeno para todos los conductores que acuden a diario a estas naves. El nuevo acceso directo desde la AC-14 a través de una de las calles del polígono está permitiendo dejar atrás el gran problema viario de este entorno: las kilométricas retenciones que se producían en las horas punta.

atascos
En esta primera semana en servicio, esta liberación de tráfico no ha pasado desapercibida para nadie. Desde la presidencia de la asociación de empresarios del polígono, Rubén Ocampo explica que en estos últimos días se ha notado un descenso “importante” del número de vehículos. “Hay mucho menos tráfico tanto de entrada como de salida”, explica el empresario, que añade que la situación no tiene “nada que ver” con la que se ha vivido en las más de cuatro décadas que lleva el polígono.
Los atascos más conflictivos parecen haber quedado en el pasado. Desde la asociación recuerdan que entre las 08.30 y las 09.15 horas de la mañana eran los minutos más complicados del día. También la hora de salida a mediodía y la entrada por la tarde y por la noche.  Al tráfico de los trabajadores de las naves se unía el de los vecinos de los barrios que salen para trabajar, y que usan estas vías. Los accesos quedaban totalmente colapsados.
Los empresarios del polígono aún no han tenido tiempo de hacer una valoración sobre el descenso del tráfico; “aún es muy pronto, pero tendremos esos datos”, apunta Ocampo. Pero sí señalan que el nuevo acceso de la rotonda lateral, que comunica directamente con la Tercera Ronda está siendo un gran desahogo para el polígono, ya que permite que los usuarios entren y salgan por dos lugares diferentes y el tráfico no se concentre en un único punto.
Los primeros días se ha producido alguna leve retención en la carretera de Mesoiro, pero confían en que todo se normalice una vez pasado el tiempo de “toma de contacto”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/tercera-ronda-desahogo-pocomaco/20150320222648234114.html


© 2020 El Ideal gallego