Imprimir

Los símbolos de los Tobía y los Castro y Cotón

reportaje José M. Fernández Caamaño | 26 de febrero de 2017

Los escudos de armas de ambas familias
Los escudos de armas de ambas familias

Es habitual que en esta sección contemos con la colaboración del pintor Ramón Manzano, de gran experiencia sobre los temas de hidalguía. Como observará el lector, en el edificio que hace esquina entre Puerta Real con la calle de Santiago

Es habitual que en esta sección contemos con la colaboración del pintor Ramón Manzano, de gran experiencia sobre los temas de hidalguía. Como observará el lector, en el edificio que hace esquina entre Puerta Real con la calle de Santiago existe una piedra armera que de antiguo presidía el palacio señorial que en dicha vía se levantaba desde el siglo XVII. Es la que luce los blasones de armas de la familia Tobía, asentada en la ciudad coruñesa desde comienzos de esa centuria. La piedra armera consiste en un campo de oro plano, con bordadura de gules y cargada de ocho escudetes de oro, con dos bandas de sable cada uno.

Los titulares del linaje Tobía proceden de ese propio lugar en la provincia de Logroño, siendo los miembros de esta estirpe asentados en Viniegra los que pasaron a la Coruña. De este modo, el mercader don Miguel Tobía era natural de aquella población, siendo el primero de dicha rama familiar en asentarse en esta ciudad hercúlea.

De su matrimonio con doña Úrsula de Rabaneda, también de ascendencia riojana, tendrían varios vástagos, siendo don Francisco de Tobía, el que construyó posiblemente aquella casa palaciega de la calle de Santiago y labró en ella misma las armas de su linaje. Este hidalgo desposó con doña Inés Alonso de Saavedra, siendo hijo suyo don Diego de Tobía, quien enraíza con la antigua nobleza del Reino de Galiciaal contraer matrimonio con doña Antonia Bermúdez de Castro. Mientras, la hermana de este contrae nupcias con don Juan Antonio de España y Luna, que ejerció de alcalde más antiguo de la ciudad de Santiago de Compostela.

Los señores de esta casa tuvieron un hijo, Antonio Vicente de España, quien desposó con doña Josefa de Mera, de cuya relación nació doña María Antonia de España. Esta se casó en primeras nupcias con don José Micael Osorio y en segundas, con el célebre polígrafo coruñés don José Cornide Folgueira y Saavedra, por lo que heredó dicha casa palaciega la hija de doña María Antonia y de don José Micael, doña Francisca Osorio y España.

Esta noble dama contrayó matrimonio con el señor de la casa de Asadelos, en Rianxo, don Ramón Torrado y Soto. Tuvieron por hijo a don Antonio Torrado y Osorio, señor de la Casa Tobía, quien a su vez casó con doña Justa Bendín, de la rama familiar de la Casa-Torre de Vilar, en Cira (Silleda-Pontevedra). Estos tuvieron por descendencia primogénita a don Ramón Torrado Bandín, que a su vez se unió maritalmente con doña Carmen Ozores y Varela, hija del séptimo conde Priegue.

siglo xix
Fue a finales del siglo XIX cuando los herederos de esta casa palaciega de la coruñesa calle de Santiago se deshicieron de esta. Al tiempo, don Ramón Torrado y doña Carmen Ozores tuvieron por hijo a don Adolfo Torrado Ozores, que casó con doña Emilia Atocha y Mira, los cuales tuvieron por hijo, a don Pedro Torrado y Atocha, el cual casaría con doña Manuela Varela de la Cerda. Esta matrimonio contó como primogénito a don Manuel Torrado Varela, quien se desposó con doña Carmen de Fontcuberta y Pascual, ascendiente de la nobleza catalana, de cuya unión nació el actual señor de esta solariega casa desparecida del linaje de los Tobía en la Coruña, don Pedro Torrado de Fontcuberta.

Mientras, tanto, en cuanto a las armas de los Castro y Cotón, en la iglesia de Santiago, en la capilla absidal del lado de la epístola, llamada también capilla del Santísimo, se haya colocado en el pavimento la sepultura de don Gabriel Cotón y de su esposa, doña Mencía López, donde se lee un epitafio que dice: “Esta sepultura es de Gabriel Cotón y de su esposa Mencía López, su mujer. Ella murió año de 1613. Dejó una misa de pensión todos los lunes en esta capilla”.
En su piedra armera se aprecian las armas de la familia Cotón de Castro. En su primer cuartel están las armas de los Castro y en el segundo, el castillo y en punta el creciente de la luna, que pertenece al linaje de los Cotón.

Según el testimonio que figura en el expediente de don Manuel Pedro Cotón de Castro Llorente para su ingreso en el Real Cuerpo de Guardias Marinas, el 19 de septiembre de 1777, el expresado indicaba que era el cuarto nieto del regidor de la ciudad de Coruña, don Gabriel Cotón de Castro. El indicado don Manuel Pedro Cotón pertenecía a la rama familiar propietaria del Pazo de las Jubias en el entorno del Pasaje y parroquia de Santa María de Oza, hoy del término de A Coruña y lugar de su nacimiento. En este aparecen labradas las armas de Cotón de Castro en el primer cuartel del escudo que ostenta esta casa solariega, armas idénticas a las del sepulcro de la capilla de Santísimo, en la Iglesia Parroquial de Santiago de la Ciudad Alta coruñesa.

En trabajos posteriores seguiremos hablando de esta casa palaciega y de otras armas hidalgas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/simbolos-tobia-castro-coton/20170225231638323390.html


© 2019 El Ideal gallego