Imprimir

Rajoy se someterá el sábado a la votación decisiva para ser investido presidente

Redacción | 26 de octubre de 2016

El líder de los populares, durante la rueda de prensa posterior a su reunión con el rey	reuters/ SERGIO PéREZ
El líder de los populares, durante la rueda de prensa posterior a su reunión con el rey reuters/ SERGIO PéREZ

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado para hoy el Pleno de investidura al que se someterá el líder del PP, Mariano Rajoy, con lo que la primera votación sobre su candidatura tendrá lugar el jueves y la segunda y definitiva se programará para el sábado, también presumiblemente por la tarde.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado para hoy el Pleno de investidura al que se someterá el líder del PP, Mariano Rajoy, con lo que la primera votación sobre su candidatura tendrá lugar el jueves y la segunda y definitiva se programará para el sábado, también presumiblemente por la tarde.
Así lo explicó Pastor tras despachar con el jefe del Estado, quien la convocó al Palacio de la Zarzuela para informarle de su decisión de encargar a Rajoy que se someta a un nuevo debate de investidura.
La propuesta del rey, firmada también por la presidenta del Congreso, se publicará hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y a la una y media de la tarde se reunirá la Junta de Portavoces del Congreso para ordenar el debate. Según el plan de Ana Pastor, la Sesión de Investidura comenzará hoy a las 18.00 horas y el candidato, Mariano Rajoy, será el único en intervenir en esta primera jornada para exponer su programa, sin límite de tiempo. 
A expensas de que la Junta de Portavoces cierre los detalles, lo previsto es que mañana, a las 9.00, se reanude el Pleno con los portavoces de los grupos parlamentarios, que subirán a la tribuna de mayor a menor y que protagonizarán debates por separado con el candidato. 
Por este orden intervendrán Antonio Hernando (PSOE), Pablo Iglesias y otros miembros de Unidos Podemos, Albert Rivera (Ciudadanos), Joan Tardá (ERC), Aitor Esteban (PNV) y los portavoces de los partidos del Grupo Mixto (la antigua Convergéncia, Compromís, Bildu, UPN, CC, Foro y Nueva Canarias), para acabar con el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando. 
Acabado el debate, será el momento de celebrar la primera votación, que se calcula para mañana por la tarde, no antes de las 18.00 horas. Rajoy solo sería investido en ese primer intento si lograra la mayoría absoluta de los votos (176), lo que no es previsible, por lo que habrá que convocar una segunda votación para 48 horas después de la primera. 
En esa segunda ronda, que se prevé para el sábado por la tarde, ya solo necesitará más votos a favor que en contra, lo que conseguirá gracias al apoyo de C’s y Coalición Canaria, y de sus socios electorales de Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias, más la abstención del PSOE. 
En ambos casos la votación se hará por llamamiento público y los diputados tendrán que retratarse informando desde su escaño de si votan sí, no o abstención a la candidatura del líder del PP.

mano tendida
El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, anunció ayer su aceptación de ser candidato tras la “razonable y responsable” decisión del PSOE de permitir con su abstención que se forme gobierno. Y dado que solo cuenta con 137 diputados, avanzó que acudirá a ese debate en el Congreso con la mano tendida al diálogo para “intentar que la legislatura dure cuatro años”.
“El rey me ha encargado que vuelva a someter mi candidatura y yo he aceptado el encargo. Creo que es una actitud coherente con la posición que he defendido en todo este infructuoso periodo de interinidad política”, dijo el jefe del Ejecutivo en funciones tras su entrevista con Felipe VI. 
Rajoy celebró que el “entendimiento” entre los partidos constitucionalistas que comparten una posición común en temas clave se pueda abrir paso “aunque sea de forma limitada”, así como que no se vuelvan a repetir las elecciones por tercera vez, algo que, según subrayó, ya tiene “consecuencias muy positivas para España”.
Aunque dijo ser consciente de las “dificultades” que entraña gobernar en minoría, recalcó que se ha “equivocado de plano” todo aquel que haya podido pensar que el PP o él mismo podían “caer en la tentación de abandonar la responsabilidad con España o jugar con tácticas ventajistas”. “España necesita un gobierno cuanto antes y estoy obligado a hacer todo cuanto esté en mi mano para que eso sea una realidad”, enfatizó, para reconocer que los tiempos y las circunstancias “son las que son”.
Rajoy aseguró que si resulta investido presidente este fin de semana trabajará “desde el primer día para que ese gobierno sea capaz, estable y duradero”. “Soy consciente de que eso solo será posible con dialogo y con acuerdos”, enfatizó, para dar las gracias a los militantes del PP por actuar con “responsabilidad, inteligencia y mesura” en estos últimos meses que “no han sido fáciles”.

fin de la parálisis
Tras subrayar que España ha vivido una situación sin “precedentes” tras más de 300 días en funciones, “una parálisis legislativa absoluta” y “multitud de problemas demorados”, Rajoy confió en que se ponga “fin a esa época” y puedan abrir un nuevo periodo basado en el “diálogo, el entendimiento y la cooperación” y no en los “maximalismos”. “Responsabilidad y compromiso son las palabras que tendremos que conjugar todos en los próximos tiempos”, exclamó.
Una vez más reconoció que la resolución aprobada por el Comité Federal del PSOE incluye aspectos “positivos” y “razonables” mientras que en otras cosas “las discrepancias son mayores”. Dicho esto, apostó por hablar de las pensiones, la educación y la financiación autonómica o los servicios sociales. A su juicio, las discrepancias no son grandes porque en lo “sustancial” ya coinciden como la unidad de España, la soberanía nacional o la igualdad entre españoles, por lo que a partir de ahí se podrá hablar de muchas cosas. n

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/rajoy-sometera-sabado-votacion-decisiva-ser-investido-presidente/20161025203515307059.html


© 2020 El Ideal gallego