Imprimir

“Queremos darnos a conocer en la ciudad y recuperar al cliente que se llevan las terrazas”

Redacción | 06 de septiembre de 2015

El hostelero Mario Carballo, en su local de la Atocha Alta	patricia g. fraga
El hostelero Mario Carballo, en su local de la Atocha Alta patricia g. fraga

En la línea del creciente asociacionismo, un colectivo de empresarios de hostelería de Monte Alto se encuentra inmerso en la creación de una entidad, Zona Alt A Coruña, para dar un empujón a su actividad. Uno de sus portavoces, Mario Carballo –que 
r

En la línea del creciente asociacionismo, un colectivo de empresarios de hostelería de Monte Alto se encuentra inmerso en la creación de una entidad, Zona Alt A Coruña, para dar un empujón a su actividad. Uno de sus portavoces, Mario Carballo –que 
regenta la cervecería El Tren– considera que la unión puede hacer la fuerza necesaria para captar clientes a través de una programación de actividades coordinada. Este mismo sábado probaron el funcionamiento de ese proyecto en plenas fiestas del barrio a base de mejillonada, concierto, estreno de hamburguesas y pinchadas de DJ. El próximo día 20 volverán a repetir.

Aunque están en pleno proceso de montaje de la agrupación ya han participado en los festejos. ¿Cuando surge este colectivo?
Empezamos a moverlo entre mediados y principios de agosto; hace muy poquito gracias a una idea de un grupo de hosteleros de la zona que ya nos conocíamos. Respecto a las fiestas, se nos ocurrió aprovecharlas para que los vecinos tuviesen distintas actividades como alternativa. No nos dio tiempo a entrar en el programa porque cada local tiene su agenda, pero sí participamos unos cuantos.

¿Por qué deciden tomar la iniciativa de agruparse?
Compartimos clientela y conocemos nuestra forma de trabajar y se nos ocurrió el proyecto para darnos a conocer al resto de la ciudad, además de recuperar la afluencia de gente. Esta bajó un poquito porque se marchan al centro, a las terrazas.

¿La disminución del consumo ha puesto en riesgo algún negocio?
No, tenemos nuestra gente porque varios locales tienen una trayectoria muy amplia. Es lo que ocurre, por ejemplo, en el caso de la sala Mardi Gras o del Fuzz. Incluso mi local lleva doce años abierto, aunque yo solo lleve dos al frente.

Pero el centro daña la afluencia de clientes...
En verano la gente tira más hacia allí y en invierno se vuelve a recuperar un poco el tapeo y los conciertos por nuestra zona. Las terrazas son lo que les llama y en eso no podemos competir porque no tenemos los metros suficientes en las aceras para montar grandes zonas.

En este contexto, ¿cuál es el objetivo fundamental?
Sería que este entorno se considere también zona de ocio. Eso sí, tampoco queremos convertirnos en el Orzán. Tenemos una oferta de vertiente más rock e indie. El proyecto busca que con las distintas acciones que preparemos los coruñeses vengan a cenar y luego se queden a tomar una copa en la zona, o disfruten de música en directo. O al revés, que acudan por un concierto pero se animen a tomar unas hamburguesas en el Uptown o el Carnivale, que pidan unas tapas en El Tren o, incluso, que coman algo en el Jazz Café.

¿Cuántos locales hay implicados en esta iniciativa?
Están la Mardi Gras, Fuzz, Belmont, Carnivale, Uptown, El Tren... En total somos 15 establecimientos los que estamos en ZonaAlt.

En esta ocasión han optado por propuestas diferenciadas, ¿la meta de la asociación sería celebrar eventos conjuntos?
Esto va poco a poco. En principio queremos tener actividades en cada uno de los locales y el año que viene probablemente nos interesaría promover en conjunto algo en la calle. Hay proyectos de cuentacuentos, alguna obra de teatro o conciertos en el Mirador de San Roque.

No paran de surgir nuevas iniciativas de impulso de la hostelería por toda la ciudad. ¿Cree que la culpa de este movimiento la tiene la recesión?
La crisis se nota para todo. Nosotros, por ejemplo, creemos que originar un grupo de actividades más atractivas y alternativas para la gente nos puede ayudar a mejorar las cuentas. Podríamos tener nuestras propuestas por separado pero haciéndolo juntos va a ir mejor porque le ofreceremos a los consumidores muchas posibilidades sin moverse de una zona concreta.

¿Por qué el nombre?
Se le ocurrió a un miembro de la asociación y tiene relación con el hecho de que estemos enclavados en el entorno de la Atocha Alta.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/queremos-darnos-conocer-ciudad-y-recuperar-cliente-llevan-terrazas/20150905214254255995.html


© 2020 El Ideal gallego