Imprimir

Preconcurso de acreedores: la vía que puede salvar a una empresa en dificultades económicas

Comunicados | 06 de julio de 2020

 Preconcurso de acreedores: la vía que puede salvar a una empresa en dificultades económicas
Preconcurso de acreedores: la vía que puede salvar a una empresa en dificultades económicas

La crisis del coronavirus ha creado o acentuado en gran medida problemas económicos para muchas empresas. Compañías de todo tipo de tamaño se enfrentan ahora a una situación complicada a la hora de rendir cuentas tras un tiempo de parón en el que no se ha podido generar ingreso alguno a pesar de que, en ciertos casos, los gastos se han mantenido más o menos constantes.

El resultado es la declaración de estas en concurso de acreedores y todos los problemas derivados que esto puede suponer para la compañía y los propios empresarios en el corto y largo plazo. Según los datos revelados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), los concursos de acreedores aumentaron en un 1,4 % durante el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2019. Datos que se espera que se vean acentuados en mayor grado en el siguiente trimestre.

Sin embargo, hay un mecanismo que puede evitar la declaración del concurso de acreedores para dar un mayor margen de maniobra a la empresa. Se trata del preconcurso de acreedores.

Preconcurso de acreedores: qué es y cómo puede ser de ayuda

Tal y como revela el experto en gestión de crisis empresariales Igor Ochoa, de la consultora Dipcom Corporate, el preconcurso de acreedores es un paso anterior al concurso de acreedores como tal que permite obtener un margen adicional para plantear y resolver la situación entre una empresa y los acreedores.

Este periodo, que puede extenderse durante un total de cuatro meses si se tienen en cuenta todos los trámites, aporta una gran tranquilidad al responsable de la empresa. Durante el mismo se paralizan las ejecuciones y, como bien explica Ochoa, el empresario y la compañía quedan protegidos de manera efectiva en el marco de la legalidad.

Por qué es ventajoso un preconcurso de acreedores

Como se ha mencionado, un preconcurso de acreedores sirve como garantía para no declarar la insolvencia durante este tiempo ni recibir presiones mientras se intenta resolver la crisis en la empresa. En casos como el actual, por tanto, es de ayuda para ir dilucidando la situación a medida que se recobra el normal funcionamiento empresarial.

Este no solo supone un soplo de aire fresco en términos de tranquilidad, sino que además es beneficioso en términos operativos y de coste. El preconcurso de acreedores no significa tener que nombrar a otro administrador diferente en la empresa, de modo que retendrá el control quien mejor conoce su funcionamiento y está más facultado para retomar un normal nivel operativo.

Además, es un proceso que resulta mucho más sencillo de organizar y más barato de efectuar que un concurso de acreedores al uso. Esto, naturalmente, supone un importante aliciente para optar por esta opción, que puede terminar traduciéndose en un ahorro más que notable para las arcas de la firma y las propias del empresario.

La importancia de obrar a tiempo

La crisis de la Covid-19 ha supuesto, sin ningún género de duda, el punto de inflexión más importante en muchos años para el conjunto empresarial en buena parte del mundo. España, como uno de los países más afectados, acusará los cambios derivados de esto de manera notable a lo largo de los próximos meses de manera muy especial.

El informe del CGPJ lo deja claro: existe un aumento evidente que se reflejará aún de manera más cruenta en los próximos datos trimestrales. Sumado a los ERE o a los concursos presentados por personas físicas, que aumentan en más de un 100 % y en un 40 %, respectivamente, el panorama es evidentemente complicado para el sector empresarial nacional.

Recientemente, empresas como Intu Propierties, responsable de varios centros comerciales en España; o la firma de cruceros Pullmantur han declarado en concurso de acreedores. Son solo dos de las muchas empresas que se encuentran actualmente en esta tesitura.

Recurrir a expertos como solución

Ante una situación de este tipo, lo fundamental para un empresario es saber obrar a tiempo con el fin de generar el menor impacto posible en su empresa. Cuanto antes se declare un preconcurso de acreedores, por ejemplo, más fácil será poder alcanzar una situación que resulte lo menos perjudicial posible para todas las partes implicadas.

Tomar una decisión de este tipo no es sencillo, pero resulta imprescindible afrontarlo con el liderazgo y la sabiduría suficiente para saber cómo obrar en el momento adecuado.

En este contexto, conviene recurrir a expertos en la materia que sepan exactamente qué implica cada proceso legal concreto y cuáles son las opciones más aconsejables a las que uno puede atenerse. Todo ello con el claro objetivo de que, a fin de cuentas, la disrupción sea solo pasajera y no se convierta en permanente.
 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/preconcurso-acreedores-via-puede-salvar-empresa-dificultades-economicas/20200706142154440418.html


© 2020 El Ideal gallego