Imprimir

La Policía ataca el punto de tráfico de heroína de Bugallal Marchesi

redacción a coruña | 02 de marzo de 2017

La Segunda Fase de Elviña sufre problemas de tráfico de drogas desde hace tiempo	  patricia g. fraga
La Segunda Fase de Elviña sufre problemas de tráfico de drogas desde hace tiempo patricia g. fraga

Los residentes de la calle de Bugallal Marchesi se han acostumbrado al trasiego de toxicómanos en los últimos años, desde que uno de sus pisos se ha convertido en un punto negro de narcotráfico, sobre todo de heroína.

Los residentes de la calle de Bugallal Marchesi se han acostumbrado al trasiego de toxicómanos en los últimos años, desde que uno de sus pisos se ha convertido en un punto negro de narcotráfico, sobre todo de heroína. Tras recibir continuas quejas de los colectivos ciudadanos por este motivo, la Policía Nacional ha decidido ponerle fin, papelina a papelina: el Día de San Valentín detuvo a un individuo que trapicheaba en la calle y tres días después, otro, un coruñés de 40 años con varios antecedentes por tráfico de drogas.

“La primera vez lo soltaron enseguida. Parece que ni siquiera era el narcotraficante, sino uno de sus ayudantes”, comentan en la zona. El problema, aseguran, es que el sujeto en cuestión tiene su base de operaciones en su domicilio particular, en el que, de momento, la Policía Nacional no ha entrado. Los operativos policiales se limitan a enviar agentes encubiertos para tratar de sorprender a los sospechosos cuando realizan transacciones en la calle, como el día 14, cuando se procedió a la detención de un varón al que sorprendieron cuando vendía una “papelina” en las inmediaciones.

papelina tragada
El día 17, otro agente de paisano vio cómo un sospechoso repartía algo entre varias personas que le pagaron y se marcharon en direcciones distintas. Cuando decidieron identificarles y comprobar qué habían adquirido a uno de ellos le incautaron una bolsita plástica que contenía una polvo de color marrón (una papelina de heroína). Otro comprador, al percatarse de la presencia de los agentes, decidió tragarse las pruebas. Le preguntaron qué era y respondió que era la única “papelina” que tenía y se la había tragado para no quedarse sin ella.

No es la primera vez que la Policía Nacional ataca este punto negro, normalmente cuando arrecian las quejas vecinales por un problema que va camino de convertirse en endémico. En octubre del año pasado arrestaron a un camello de 61 años y delincuente habitual, que estaba pasando heroína en vecina calle del pintor Laxeiro, delante de un policía que iba a trabajar a Lonzas. El arrestado había sido detenido en la calle Picasso el 21 de septiembre, cuando tras una llamada vecinal, se estableció un dispositivo en las inmediaciones.

En aquella ocasión, trató de librarse de una bolsita que contenía ocho papelinas de heroína y un sobre con más de mil euros en billetes fraccionados arrojándolo a unos arbustos. Sin embargo, estas detenciones, que nunca culminan con incautaciones importantes de droga, tampoco acaban con el problema.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/policia-ataca-punto-trafico-heroina-bugallal-marchesi/20170301220750323887.html


© 2020 El Ideal gallego