Imprimir

Las palabras de Dani Giménez no gustaron a todo el plantel

Zeltia Regueiro | 19 de noviembre de 2019

Aunque lo achacó a la frustración, Bóveda fue claro: “Las cosas del vestuario, yo jamás las airearé”

Dani Giménez expresó su malestar en la zona mixta tras la derrota ante el Extremadura y llegó a afirmar que “hay gente del Fabril que puede aportar más”, además de pedir que “el que no esté, que no juegue”.

Unas declaraciones que, aunque fueron en caliente, no gustaron a todos los miembros del plantel. Eneko Bóveda, al ser preguntado por las mismas, quiso quitarle hierro, aludiendo al contexto en el que fueron expresadas. “Si hubo algo, mejor enmarcarlo en un contexto en el que las frustraciones pueden salir de una forma más o menos vehemente o se pueda necesitar descargar esa frustración o ir en un volumen más alto o más hacia fuera, exteriorizado. Pero en el vestuario no hay problemas, no van por ahí”, apuntó el central blanquiazul.

No obstante, dejó claro que “las cosas del vestuario, yo jamás las airearé”. Unas palabras “más altas que otras” que hubo en la caseta, algo que no había pasado en otros partidos, y con las que el cancerbero esperaba que se produjese una reacción.

LA FRASE
“Somos tan buenos que no nos decimos nada”,
declaró el guardameta

“A ver si espabilamos. Hace falta a veces pelearnos porque somos tan buenos que no nos decimos nada y van pasando las jornadas y hoy ha habido un poquito más de tensión en el vestuario”, algo que él veía “positivo” ya que “encenderá una llama” que esperaba que “sirva para ganar”. Pero la visión del meta de lo que ocurrió dista mucho de la de otros futbolistas que conforman el plantel, que consideran que no debió hacer esas declaraciones, independientemente de que fuesen justo a la conclusión del choque.

Quieren que el equipo cierre filas y sea como un búnker para estar ahora más que nunca arropados, demostrando unidad entre todos en unas circunstancias complicadas.

 

Sin división, ni grupos

Bóveda también quiso destacar que la plantilla funciona como un todo y que no hay  ningún tipo de división, ni problema entre los futbolistas, aunque apeló a la responsabilidad de cada uno en su manera de comportarse.

“Soy de los que pienso que uno tiene un código, una forma de hacer, unas conductas, que hay que intentar mantenerlas desde que eres muy joven hasta que eres mayor. Las cosas pueden venir mejor o peor, pero uno de nuestros deberes en esta profesión, tan cambiante, es mantenernos un poco equilibrados en ese sentido”, pidió.

Al margen de si las palabras de Dani Giménez han tenido más o menos impacto, tanto para bien o para mal en el seno del plantel, el guardameta varió el discurso, hasta ese momento excesivamente laxo, cuando de los jugadores cuando analizaban el juego del equipo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/palabras-dani-gimenez-gustaron-todo-plantel/20191119010908420306.html


© 2020 El Ideal gallego