Imprimir

Neumología pondrá en marcha en 2019 respiradores telemonitorizados

m.g.m. a coruña | 09 de diciembre de 2018

La pletismografía es un método basado en la medición de cambios de presión y volumen que se utiliza para medir parámetros orientados al diagnóstico de enfermedades pulmonares o cardiovasculares. Es una de las pruebas que realizan en el Chuac para conocer la función del paciente y determinar qué dolencia padece. | pedro puig
La pletismografía es un método basado en la medición de cambios de presión y volumen que se utiliza para medir parámetros orientados al diagnóstico de enfermedades pulmonares o cardiovasculares. Es una de las pruebas que realizan en el Chuac para conocer la función del paciente y determinar qué dolencia padece. | pedro puig

Los enfermos estarán controlados desde el Chuac y los médicos podrán ajustar los parámetros de la  máquina en función de lo que necesiten.

Quizá la principal novedad de Neumología el próximo año estará fuera y no dentro del hospital porque en 2019, el Chuac pondrá en marcha respiradores telemonitorizados para controlar desde el centro la adaptación a la máquina del paciente y ajustar los parámetros necesarios para que tenga una mejor calidad de vida. 
Esta medida es consecuencia de una realidad, en la que los enfermos son más longevos y les toca vivir más tiempo conectados a este aparato que les da la vida. Es por eso que cada año recetan más y a día de hoy, más de 5.000 coruñeses se conectan al dispositivo en sus casas todos los días. Se conocen como Cpaps y ejercen una presión continua en la vía aérea. Los requieren enfermos de EPOC, con síndrome de Apnea del Sueño, personas con obesidad a los que les cuesta respirar o enfermos de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Se trata de que vivan el mayor tiempo posible y de la manera más óptima.


Neumología se compone de 34 camas, de las que de seis a ocho están reservadas a pacientes críticos, que salen de la UCI o vienen de una cirugía cardíaca muy compleja, incluso de un trasplante pulmonar, por lo que la planta es una especie de “puente”, donde se recuperan con la ayuda de respiradores y pasan a otro servicio. Esto les puede llevar tiempo. Dice Carmen Montero, jefa de Neumología del Chuac, que los hay que llegan a los dos meses de adaptación y aunque muchas veces no dependen 100% de estos dispositivos, se los van retirando de forma progresiva. Aquí se engloban también los de reanimación y, en general, en la unidad regresan a su vida de antes, a respirar por la boca y a hablar, por lo que necesitan un equipo completo donde al neumólogo, se le suma un fisioterapeuta y un nutricionista. La médico señala que “es como volver a alimentarlos porque muchos comieron por sonda” y este apartado, el de cuidados respirarorios críticos, es una parte importante desde el que se derivan a una cama normal en el undécimo piso o en otra unidad del Chuac. 

Al otro lado, se tratan patologías como EPOC, la enfermedad obstructiva pulmonar crónica, relacionada con el tabaco; el asma bronquial, las enfermedades fibrosantes, donde se incluyen la fibrosis pulmonar idiopática y la alveolitis, enfermedades alérgicas intrínsecas muy evolucionadas, bronquiectasia y fibrosis quística. 

Otra enfermedad con gran presencia, sobre todo, durante el invierno, es la neumonía y en general los que pasan por la especialidad tienen una media de edad de 75 años. 
Por el Chuac pasaron el año pasado 8.457 aquejados de una respiración dificultosa a realizar una espirometría, una pletismografía, más avanzada tecnológicamente, o pruebas de esfuerzo. 
En Neumología está abierta una vía clínica del cáncer de pulmón, lo que supuso un gran avance para el estudio de la enfermedad.  
Señala la doctora que los datos son preocupantes en cuanto a la mujer porque cada vez tiene una mayor presencia debido a su incorporación tardía al tabaco. El número total de coruñeses con sospecha de tener un tumor pulmonar desde 2012 fue de 2.709, de los que un 55% lo sufren. Otros tienen lesiones en estos órganos, pero no es cáncer. 

Aumento de mujeres
Aún así, el hombre está por encima de la mujer en el global, pero la carrera ascendente de ella se lleva registrando desde la década de los 80. Entonces solo conformaba el 4% del total. En la actualidad, son el 25% de los casos. 

Carmen Montero indica que en el servicio tienen varias consultas monográficas de la patología del sueño, oxigenoterapia, ventilación no invasiva y de la tuberculosis. 
Esta última fue muy frecuente en la comunidad, pero a través del programa gallego el Sergas corroboran un descenso paulatino del mal, lo que no debe suponer una relajación en la lucha porque “todos los médicos debemos pensar que en un paciente con tos que persiste más de tres semanas es recomendable una radiografía del tórax para descartarla”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/neumologia-pondra-marcha-2019-respiradores-telemonitorizados/20181208220107391730.html


© 2020 El Ideal gallego