Imprimir

Médicos sin Fronteras España detectó seis casos de abusos sexuales de sus empleados en el 2017

efe madrid | 16 de febrero de 2018

El secretario general de Oxfam Intermón, José María Vera, durante la rueda de prensa que ofreció ayer | efe
El secretario general de Oxfam Intermón, José María Vera, durante la rueda de prensa que ofreció ayer | efe

Seis de los 24 casos de abusos sexuales reconocidos por Médicos Sin Fronteras (MSF) se produjeron entre personal de MSF España, “todos entre adultos y de hombres hacia mujeres” .

Seis de los 24 casos de abusos sexuales reconocidos por Médicos Sin Fronteras (MSF) se produjeron entre personal de MSF España, “todos entre adultos y de hombres hacia mujeres” y todos referidos a comentarios inapropiados o tocamientos, que se saldaron con cuatro expulsiones y dos apercibimientos.
Así lo ha explicó el presidente de Médicos Sin Fronteras España (MSF), David Noguera, quien quiso aclarar que, desde hace más de una década, un Comité de Comportamiento de esta ONG recoge todos los casos de mala praxis (acoso, abuso sexual, discriminación, mal uso de fondos....) para su investigación y resolución.
“Como presidente de MSF y responsable legal último no puedo garantizar que no vaya a haber más casos, esto va a seguir pasando, porque es un reflejo de la sociedad y del machismo que todavía perdura, es el mundo real”, lamentó Noguera. “Lo que sí puedo asegurar”, subrayó, es “tolerancia cero” y que se pondrán en marcha todos los mecanismos necesarios para detectar cualquier tipo de abuso. Esta ONG comunicó el miércoles la existencia de 24 casos de acoso o de abusos sexuales a lo largo de 2017 en el mundo, que se saldaron con el despido de 19 personas.
Noguera explicó que cuando estalló el escándalo de Oxfam Haití, que calificó de “deleznable y condenable”, pero “absolutamente excepcional y que para nada retrata la realidad en el terreno”, MSF decidió, ante una demanda de mayor transparencia, difundir las denuncias de malas praxis de su organización relativas a 2017.En cuanto a los casos españoles, el presidente de MSF indicó que, en 2017, el Comité de Comportamiento recibió 14 quejas de las que cuatro se resolvieron de forma rápida por tratarse de incidencias menores y diez se decidieron procesar. “Todas ellas de personal de Médicos Sin Fronteras sobre personal de Médicos Sin Fronteras, que no tienen por qué ser españoles”, quiso recalcar.
De los diez que procesaron, seis eran de acoso y abuso sexual y se habían producido en varios proyectos que el grupo español tiene en el exterior y que “iban desde un lenguaje inapropiado de forma continuada hasta casos de tocamientos indebidos”. Por otro lado, Oxfam Intermón, la filial española de Oxfam, reportó cuatro casos de “mala conducta sexual” en África y América Latina por parte de miembros del personal de la organización en los últimos cinco años (desde 2012), de los cuales uno se refiere al pago de servicios sexuales a una persona adulta, aunque no con fondos de la ONG, y derivó en despido.
Así lo indicaron, después de que el pasado fin de semana se conociera el escándalo. En concreto, de los cuatro casos de Oxfam Intermón, dos fueron por comentarios con connotación sexual por parte de miembros del personal hacia otras trabajadoras, uno fue de acoso e intimidación a otra trabajadora y el último, vinculado con el pago por servicios sexuales a una persona adulta, que derivó en despido.
Ninguno de los cuatro casos mencionados implicó a un menor y, en cuanto a las sanciones, los dos primeros derivaron en una amonestación formal (que consta en el expediente laboral), mientras que en el caso de acoso e intimidación, cuando llegó la denuncia, el trabajador ya había salido de la ONG aunque también se hizo constar en su expediente, según explicaron ayer en una rueda de prensa que ofreció el director de Oxfam Intermón, Jose María Vera junto a la directora adjunta, Pilar Orenes.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/medicos-fronteras-espana-detecto-casos-abusos-sexuales-empleados-2017/20180215230747365097.html


© 2020 El Ideal gallego